Variedades



La variedad arbequina es originaria del pueblo leridano de Arbeca, situado en la comarca de Les Garrigues.

El olivo arbequino es de porte reducido, maduración temprana, productividad elevada y buen rendimiento graso. Produce unas aceitunas pequeñas de forma redondeada y disposición arracimada.

El aceite de arbequina es muy apreciado por su suavidad, fluidez y fragancia. De sabor poco amargo, en él prevalecen notas dulces a almendras, a frutas maduras y un ligero sabor a manzana.
La hojiblanca es una variedad típica andaluza y la más extendida en la comarca de Estepa, donde se encuentra la Hacienda Ípora. También denominada “Lucentina”, toma su nombre del envés plateado de su hoja.

El olivo hojiblanco es un árbol de largas y vigorosas ramas, bien adaptado al frio y a los terrenos calizos, produce una aceituna de buen tamaño y forma redonda ligeramente ovalada. Su entrada en producción es media y su productividad elevada y alternante..

El aceite de la variedad hojiblanca es muy apreciado por su calidad. De sabor dulce y ligero amargor, en él prima el perfume vegetal con notas a manzana, a fruta temprana y un regusto almendrado final.

Esta variedad se acompaña del apelativo “de Sevilla” para distinguirla de otras 17 variedades que reciben el mismo nombre genérico

El manzanillo es un olivo de porte medio, su entrada en producción es temprana y su productividad es elevada y alternante. Su aceituna posee una característica redondez evoca a la fruta que le da nombre.

Aunque es la variedad de mesa más apreciada produce también un aceite de elevada calidad y estabilidad. Su aceite posee un sabor y aroma a frutas con matices verdes a hierba y rama.

Esta variedad se cultiva en Sevilla, Córdoba, Málaga y Cádiz, donde responde por los nombres de “Ecijano” y “Zorzaleño”.

El olivo lechín es un árbol vigoroso, de porte abierto y frondosa copa de color verde intenso. Se caracteriza por su elevada aunque alternante productividad y alta resistencia a la sequía y a los suelos calizos.

El aceite de lechín es muy apreciado por sus cualidades organolépticas, de textura fluida y muy equilibrado en sus tres atributos verde, amargo y picante. En su sabor destacan notas a hierba y hojas y un regusto a almendra verde.

Es la variedad típica de Andalucía donde es conocida entre otros numerosísimos nombres como “Andaluza”, “Marteña” y “Lopereña”.

El picual es un árbol rústico y de gran vigor. Destaca por su fácil cultivo, alta productividad y precoz entrada en producción. Su fruto es de tamaño mediano a grueso y ofrece un alto rendimiento graso.

Desde el punto de vista organoléptico, habría que diferenciar entre el llano y la montaña. En el caso de los aceites de llano son aceites de gran cuerpo, normalmente amargos, con cierto sabor a madera. En la montaña, suelen ser más dulces aunque con un flavor "a fresco" y agradable.

 
  english 
        
HACIENDA ÍPORA TIENDA DE ACEITES CONTACTO

  Condiciones de uso Sierra del Águila, SL Aviso Legal